REGLAS DE ORO PARA UN SISTEMA DE SONIDO EXCELENTE EN LA IGLESIA

Date: June 13, 2016

A CADA UNO SU ROL

A la hora de amplificar un entorno con una acústica difícil como su lugar de culto, los sacerdotes a menudo se sienten vulnerables, porque no tienen los conocimientos técnicos necesarios. La elección de un sistema de sonido adecuado es fundamental para el éxito de una homilía. A lo largo de estos años hemos recibido muchos comentarios por parte de sacerdotes quejándose de haber perdido su dinero, por confiar en empresas no especializadas en el audio para las iglesias.

A veces se eligen grandes marcas de audio que no siempre producen los mejores resultados. Esto se debe a que esos equipos no son versátiles: lo que funciona bien en un club nocturno puede no ser adecuado o no dar los mismos resultados en un lugar de culto. Las estructuras arquitectónicas y la reverberación de las ondas acústicas son diferentes.

Los equipos de sonido realizados por una empresa especializada como BELLTRON permiten la difusión de la voz y de la música en el interior del edificio de la iglesia de una forma óptima. Los sistemas de amplificación de voz, y los equipos de sonido para iglesias y lugares de culto Belltron, son el resultado de una búsqueda constante para obtener productos de calidad que aseguran la más alta fiabilidad, inteligibilidad y reproducción de sonido natural enambientes tan específicos.

El proceso de ecualización y optimización acústica se lleva a cabo después de la instalación del equipo en la iglesia y el resultado final será el mejor posible según las características del entorno y potencialidades de los productos.

El personal cualificado de Belltron realizará un reconocimiento acústico en el interior de la iglesia, utilizando equipos digitales para el análisis de la propagación del sonido en las distintas partes de la iglesia. De esta manera será posible efectuar la elección de la mejor solución posible para conseguir una acústica óptima.

 

Amplificadores de voz y música.                             

Para obtener la mejor amplificación posible en vuestra iglesia son necesarias dos condiciones:

1) Un sistema estable. Esto supone: un posicionamiento correcto de los equipos de audio, como altavoces en relación a los micrófonos; una correcta ecualización que reduzca las frecuencias de resonancia del sistema entorno-ambiente; y el uso, posiblemente, de dispositivos de anti-feedback.

2) El uso apropiado del sistema de sonido en la iglesia. Esta es una condición bastante crítica en el contexto iglesia, ya que en casi todos los casos los usuarios del sistema se limitan a encenderlo esperando que esto funcione correctamente sin la necesidad de intervenir de ninguna manera.

Para hacer un buen uso y sacar mayor partido de los sistemas audio Belltron, la compañía ha proporcionado el sistema de "PRESET" personalizable para seleccionar, de forma rápida y sencilla, la ecualización audio adecuada a las circunstancias en función de la absorción del sonido en el ambiente y diferentes timbres de voz del orador.

De este modo, pulsando un botón, los ajustes programados permiten que el usuario sea capaz de variar de forma automática, por ejemplo, el volumen total, sin que esta maniobra provoque la activación de Larsen.  En otras palabras, se pueden ajustar diferentes niveles de volumen que el sacerdote o el sacristán pueden elegir en función del grado de afluencia en la iglesia.  La creencia común, equivocada, es que si hay más gente se necesita un volumen más alto. Teniendo en cuenta que la presencia de un mayor o menor número de personas influye también en la respuesta del ambiente (la llamada absorción acústica se debe al grado de afluencia en la iglesia), será necesario establecer diferentes PRESET para las diferentes situaciones en las que esté la iglesia:  llena, y por lo tanto con una reverberación menor, y cuando haya poca afluencia de fieles, lo que podría causar reverberaciones más molestas si no fuera por las diferentes configuraciones/ecualizaciones para cada circunstancia.

Ecualizador paramétrico para sistemas de sonido en la iglesia - El espectro sonoro se suele dividir (arbitrariamente) en bajos, medios y agudos. Siempre se trata de aire en vibración que solicita nuestros tímpanos, pero sonidos de diferentes alturas difieren por la frecuencia de oscilación.

En general, un sonido es un conjunto de  frecuencias sobrepuestas cuya amplitud y frecuencia relativas causan en nuestros cerebros diferentes sensaciones.

Hay varias situaciones en las que es deseable modificar el espectro sonoro atenuando o enfatizando algunas bandas de frecuencias. El ecualizador paramétrico Belltron amolda el sonido según las exigencias ambientales y del oyente para optimizar la calidad acústica.

Escuchar una voz o la música amplificada en una iglesia, inevitablemente, lleva a la exaltación de algunas frecuencias y la atenuación de otras. Los elementos del sistema de sonido en la iglesia, si no son de excelente calidad, pueden contribuir a distorsionar el sonido con elementos no deseados.

Ha sido ideado entonces un circuito capaz de modificar la amplitud relativa de algunas bandas de frecuencias para obtener un sonido más limpio. Con el ecualizador paramétrico incorporado en el amplificador, se vuelve a emitir el sonido original para obtener una cierta linealidad en la reproducción. Es fácil entender lo fundamental que es contar con un buen amplificador y que esté diseñado específicamente para los lugares de culto.

Los amplificadores Belltron se calibran por el técnico durante la instalación a través de un programa específico que detecta las deficiencias, las reverberaciones y las resonancias del ambiente, y optimiza la inteligibilidad de la voz y de la música. Una vez programado el dispositivo, no hace falta volver a modificar los parámetros establecidos para aquel entorno ambiental.

Los micrófonos Belltron son ideales para las iglesias, oratorios, salas de conferencias, teatros. Sobre todo en el sector eclesiástico/litúrgico es fundamental que los micrófonos cumplan con criterios muy específicos: la reproducción de alta calidad de ambos voz y canto, tienen que ser capaces de detectar la voz desde una distancia considerable, ser cuanto más insensibles al feedback  y  tener un diseño esencial y elegante. Belltron ofrece todas estas características y lo hace a través de una excelente variedad de micrófonos de altar, púlpito, coro y grupos musicales, con y sin cables. Son especialmente aptos para entornos reverberantes ya que se caracterizan por un alto rechazo a los fenómenos de retorno acústicos.

Los micrófonos Belltron se caracterizan por una respuesta en frecuencia lineal y una excepcional inteligibilidad de la voz, gracias a los innovadores interruptores para seleccionar dos curvas de respuesta: plana o con bajos atenuado. Las frecuencias muy bajas se filtran automáticamente para reducir eventuales ruidos transmitidos a través del púlpito.

Los altavoces para interiores Belltron son particularmente adecuados para la sonorización limpia y homogénea de la voz en ambientes con una acústica difícil, tales como teatros, salas de conferencias, y lugares de culto antiguos y modernos.

En un lugar de culto cada asiento debería caracterizarse por un valor adecuado de la relación señal/ruido.

A lo largo de los años Belltron ha desarrollado productos cada vez más refinados y diferenciados para satisfacer necesidades y resolver problemáticas peculiares de lugares con una acústica compleja. Hay una variedad de modelos de columnas sonoras ideales para la sonorización de ambientes con reverberación, adecuados para la reproducción de voz y/o de la música, para hacer llegar con claridad la Palabra a todos los rincones de la iglesia. En cada modelo el diseño está pensado para que el impacto visual sea mínimo teniendo la posibilidad de personalizar colores y acabados según necesidades.

EN RESUMEN

LAS CUATRO REGLAS PARA UNA PERFECTA INSTALACIÓN

 • Para obtener una acústica óptima en la iglesia es necesario elegir las herramientas adecuadas paraeste propósito. Un sistema audio se compone de varios elementos, los cuales no deben separarse los unos de los otros, lo que quiere decir que no se deben  utilizar buenos amplificadores con cualquier micrófono y viceversa.

• Es necesario efectuar una evaluación del ambiente y según eso, escoger las columnas sonoras adecuadas, la cantidad que hay que utilizar y elegir su correcto posicionamiento. Un error muy común es decidir el número de altavoces en función del tamaño de la iglesia.

• Es necesario elegir un amplificador con mezclador y antilarsen incorporados, adecuado a la cantidad de difusores y micrófonos que se van a instalar, para la regulación y control de los parámetros sobre cada uno de ellos: es muy importante gestionar los parámetros de una forma eficiente. Un error común es la elección de un amplificador genérico.

• Todo el material debe ser instalado por un profesional que tenga conocimiento sobre los equipos y así poder sacar lo máximo de ellos y exaltar las potencialidades del sistema de sonido instalado. El error en el que se puede incurrir es el “hágalo usted mismo”.

Dati Aziendali

Sede legale: Aeris elettronica Srl
Zona Industriale VALLECUPA - 64010 - COLONNELLA (TE) - ITALY
P.Iva/C.F.: 01643200676

Capitale sociale: € 80.000,00 i.v. - CCIAA di Teramo - REA 140706
La società non è in stato di liquidazione. La società non è a socio unico.