ASOCIACIONES Y CONCIERTOS Y CLASIFICACIÓN DE LAS CAMPANAS



Asociaciones de campaneros

El campanero es aquél que está encargado de hacer sonar las campanas en cualquier ocasión o evento religioso cristiano, en base de un conjunto específico y preciso de especificaciones que pueden variar de un lugar a otro, codificadas largo de los siglos. En el lenguaje común son también llamados, erróneamente, sacristanes.

Casi siempre, el campanero era (y sigue siendo en muchos casos), incluso el chico encargado del mantenimiento y cuido de los antiguos relojes que marcan el tiempo de las torres campanarios de las iglesias. Con este término también pueden referirse a quienes trabajan en general con las campanas, sea el que las funde o moldea, o quien les hace mantenimiento.

Italia cuenta con sistemas de sonido y de montaje que varían de acuerdo al área geográfica. Por ello han surgido asociaciones de campaneros en las diferentes regiones del país, para salvaguardar y promover este arte de larga data. En Italia, desde el 1960, se celebra anualmente la reunión nacional de los campaneros, donde se muestran las principales técnicas de sonido en diferentes regiones.

Conciertos de campaneros italianos, diferentes usos y tradiciones regionales

Con el fin de hablar de "conciertos" de campanas, se parte de una serie de dos o tres elementos. Actualmente es posible esta clasificación:

  • Por lo general, están equipados con una o dos campanas de oratorios, capillas, conventos, monasterios.
  • Por lo general, las iglesias italianas cuentan con tres o más campanas.

Para cada región de Italia hay diferentes reglas, costumbres y tradiciones en el sonido de las campanas.

En los tres últimos días de las Semana Santa, en las iglesias cristianas católicas y anglicanas sigue vigente el no sonar las camapanas (en el rito ambrosiano las campanas suenan hasta el anuncio de la muerte de Nuestro Señor durante el Viernes Santo). Se sustituyen por los llamados instrumentos “tenebrorum”, derivados del semantrón, es decir, a partir de tablas de madera que continúan utilizándose en la Iglesia Ortodoxa cristiana y católica de rito oriental; también son llamados sacro lignum. Se trata de tablillas sobre a las cuales se fijan unas manillas de hierro, que crean un ruido sordo al ser sacudidas. Son también conocidas con el nombre en dialecto de "battuelle" en Liguria, "toccaredi" en la provincia die Catanzaro, "battole" en Véneto, "battistàngole" en “Marche” o "trocculi" en Sicilia. En España existe un instrumento similar llamado “matraca” y, se instala directamente sobre el campanario.

Clasificación de las campanas

Las campanas pueden ser clasificadas de acuerdo al montaje:

  • campanas fijas, unidas a vigas o soportes
  • campanas "de impulso", o "a badajo volante"
  • campane a contrapeso, o "a badajo cadente"

Los resonares de las campanas pueden parecer todos iguales. En Italia existen diversos sistemas de sonido para las campanas basculantes, es decir, en movimiento, para campanas fijas o cerradas, y para las resultantes de la unión de ambos tipos. En este país, de hecho, cada región tiene su proprio sistema de sonido para campanas.

Le campanas fijas

Carecen de cepa, es decir, de contrapeso, en tanto que no se prevé que incluyan funciones de movimiento, de ningún tipo; por lo tanto, no tienen movilidad y van ancladas a las vigas. Se tocan a partir de la percusión del badajo interior (cuando la suena el campanero) o por martillos externos (llamados “electro-batientes”, ya que se accionan a raíz de una instalación electro-automática). En Italia las campanas fijas tienen casi siempre dimensiones pequeñas, y están ubicadas al interior de los campanarios, especialmente si hacen parte de un complejo de numerosas camapanas. En el carillón, muy conocido en el norte de Europa, alcanzan los 60 o más ejemplares en un solo campanario.

Las campanas "a impulso" o "a badajo volante"

Son campanas dotadas de una cepa ligera, a decir de un contrapeso modesto, y en virtud de esta característica, pueden siempre desarrollar movimientos oscilantes veloces, produciendo series de repiques poco distantes unos de los otros.

En el sistema a impulso “clásico”, para producir sonidos, deben alcanzar al menos 60º de inclinación (aunque hay sistemas a impulso donde, con un badajo de doble articulación, pueden resonar con un movimiento reducido). En este sistema de toque, el badajo se encuentra sujeto a través de pernos de rotación por lo que, siempre golpea el bronce hacia arriba; se dice que este badajo, normalmente más pesado respecto de otros sistemas de montaje, "acaricia la campana".

En este sistema de montage el badajo se separa inmediatamente después del golpe, por tanto no atenúa el sonido, dejando libres las vibraciones, al contrario del sistema a contrapesos. Por esto, las campanas a impulso son capaces de mantener las vibraciones de forma prolongada. El sistema es típico en toda Europa (es: “changeringing" es inglés), en el sistema Boloñés, en el centro y sur Italia, en el Tirolo y en parte del Triveneto.

Las campanas "a contrapeso" o "a badajo cadente"

Son campanas equipadas con una cepa pesada, por lo cual se dice que son a contrapeso. Es en virtud de este hecho que pueden generar oscilaciones más o menos lentas produciendo así, una serie de repiques distanciados uno del otro. Siendo bastante pesadas, alcanzan fácilmente la posición "a bicchiere", lo que facilita una rotación de 180° después de pocas oscilaciones. Producen sonidos con apenas inclinarse, por lo que en este tipo de campanas el badajo se engancha, a mayor o al mismo nivel, en comparación con la ubicación de los pernos de rotación, y así golpea el bronce siempre hacia la parte baja.

Resumiendo:

  • cuando los badajos están enganchados hacia lo alto con respecto a los pernos de rotación, se consiguen oscilaciones más lentas, y con ello, un repique más distante uno del otro (sistema ambrosiano-lombardo);
  • cuando los badajos están enganchado a la misma altura, con respecto a los pernos de rotación, se consiguen oscilaciones lentas, y con ello, un resonar distante uno del otro (sistema ambrosiano-ligure e veronés).

Campanas a modo de copa o a bicchiere

Las campanas de copa se emplean en diversos métodos de toque: a la boloñesa, a la luca, a la umbra, a la ambrosiana, a la veronesa.

Los toques a la boloñesa, a la luca y a la umbra son protagonizados por campanas a impulso. A la ambrosiana y a la veronesa, con campanas a badajo cadente.

En el sonar a la umbra, llamada "a rinterzo", un campanero se posiciona en pie por encima de la campana mayor y, genera de oscilaciones repetidas cada vez más amplias, detiene la campana en la posición de copa o "a bicchiere" (inclinada, a 180°). Otro campanero acciona el badajo de las campanas menores (dos o más, que permanecen detenidas), y compone una melodía rítimica, equidisdantes de los resonares que las campanas mayores emiten, mientras completan una rotación completa.

Un sistema de toque que es característico del rito ambrosiano, pero que también es conocido en muchas zonas del norte de Italia a raíz de la fuerte influencia de las tradiciones de la diócesis de Milano. Depende del tipo de estructura sobre la cual se ubiquen las campanas y, de la así llamada “pesantez”, en este caso, típico de la Lombardía, de Liguria, de la mayor parte del Piemonte, de parte del Véneto y de parte del la Emilia-Romaña.

Una vez puestas en movimiento, las campanas pueden sonar "a distesa" (sin secuencia) gracias a simples oscilaciones de pocos grados en relación a su eje, o "a concierto" (siguiendo una serie precisa de "desacoples").

Sobre soportes adecuados de la “cubierta”, en la cual se ubica cada campana, se encuentra un muelle de hojas que cumple la función de no permitir que las campanas giren completamente sobre sus ejes, pero sí que gire “a bicchiere”, y enviarla de nuevo hacia abajo con la ayuda de la cuerda de la que tira el campanero; cuando la suelta, la campana ligeramente inclinada, baja. La frenada y la puesta “en pie” de la campana son posibles gracias a una pequeña abrazadera colocada sobre la polea, la cual va especialmente a chocar con el muelle. Para llevar a cabo un concierto solemne, deberá llevar la campana a la posición inclinada a 180º respecto de la posición de parada. Una vez lograda esta posición de bloqueo, llamada "a bicchiere" o "en pie" (boca en alto y el contrapeso en la parte baja) las campanas, se liberan una a la vez o por parejas (consiguiendo en este segundo caso un acorde), se inclinan (en este punto, cerca de 360°) emitiendo un resonar cada vez que el badajo cae sobre uno de los bordes de la campana, mientras la campana gira: en casa vuelta, se dan dos resonares: uno al liberarse, y el otro, al volver a la posición de bloqueo.

Dependiendo del tiempo que cada campana necesite para hacer esa rotación, puede componer ciertas secuencias de sonidos con la posibilidad de lograr conciertos especiales que se utilizan principalmente en las diócesis de Lombardía, como una símbolo de las solemnidades litúrgicas.

El concierto más grande en el sistema Ambrosiano de sonido de las campanas, se encuentra en la diócesis de Bérgamo y, cuenta con 17 bronces totalmente activados manualmente a través de las cuerdas: es el campanario de la iglesia de preboste Albino (BG).



Dati Aziendali

Sede legale: Aeris elettronica Srl
Zona Industriale VALLECUPA - 64010 - COLONNELLA (TE) - ITALY
P.Iva/C.F.: 01643200676

Capitale sociale: € 80.000,00 i.v. - CCIAA di Teramo - REA 140706
La società non è in stato di liquidazione. La società non è a socio unico.